Somos nuestros valores

Al comprender nuestros valores, podemos ayudar a nuestros clientes a identificar la parte de nosotros que llaman “yo”. Normalmente reconocemos nuestros valores como las cosas a las que nos sentimos naturalmente atraídos o las cosas a las que nos sentimos inclinados a hacer, sin esfuerzo y sin establecer ningún objetivo específico.

Sabemos que nuestros valores pueden ser el resultado de la naturaleza, de la crianza o una combinación de ambas, pero, en cualquier caso, tienen un papel predominante en la determinación de quiénes somos, qué queremos y cómo vivimos. En el coaching, a veces puede ser útil confirmar que valores guiarán de forma natural a nuestros clientes en la dirección escogida. Si tienen un proyecto en el que piensan trabajar (o un objetivo en la vida) que no está en línea con sus valores clave, ¿qué podrían hacer?

Una solución podría ser trabajar con ellos para hacer ajustes que garanticen que puedan volver rápidamente a estar en sintonía con sus valores. La alternativa sería ayudarles a reflexionar sobre el motivo por el que están trabajando en este proyecto específico o en este objetivo de vida y tener una discusión honesta sobre sus posibilidades de éxito si deciden continuar.

Por ejemplo: Algunas personas son exploradoras por naturaleza, por lo que, tanto si tienen seis como sesenta años, siempre disfrutarán embarcándose en intrépidos viajes. Una de las razones podría ser que la exploración es uno de sus valores fundamentales, por lo que podemos concluir que las personas con este valor no necesitan forzarse a explorar porque les nace de forma natural.

Cómo clarificar los valores

Como coach, puede ayudar a sus clientes a clarificar sus valores e identificar qué (si hay algo) podría obstaculizar su consecución. Es importante asegurarse de que cualquier valor especificado durante las sesiones de coaching esté orientado a ayudarles a alcanzar sus proyectos u objetivos de vida. Si los valores no están al alcance de la mano o no están directamente asociados a algo que tenga un significado real, puede ser difícil para el cliente materializarlos y traducirlos en acciones concretas.

Una forma de superar esto determinar si un valor es una aspiración o una realidad:

  • Un valor meta expresa lo que se espera ser y se considera que tiene connotaciones positivas o mejora íntimamente su posición social
  • Un valor real es aquel que se expresa actualmente en la vida.

Exploramos los valores en nuestro exclusivo libro electrónico “Coaching de valores”– Ayude a sus clientes a identificar sus valores clave y a definir objetivos claros con estas herramientas para el coaching de valores, tanto personales como profesionales. También incluye una sencilla guía paso a paso para utilizar en sus sesiones de coaching.

Disponible ahora en nuestra tienda virtual.

(cc) Utilesdelcoach 2021, artículos libres para copia y distribución sujetos a mención y enlace a la fuente original.

 

 

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email

Deja una respuesta

Selecciona tu moneda
EUREuro