Creencias y comportamiento

Hábitos y comportamiento

Como coach profesional, sus clientes pueden pedirle que los apoye para revisar sus creencias, conceptos erróneos o patrones de comportamiento improductivos. Tendrá una verdadera oportunidad de ayudarles a crear la transformación sustancial y duradera que están buscando. Sin embargo, para tener éxito de verdad, tendrá que desafiarlos, animarlos y apoyarlos en cada paso del camino, y guiarlos para que realmente alcancen su máximo potencial.

 

Cambiando el enfoque

 

Durante las sesiones iniciales de coaching, normalmente nos centramos en el estado actual y el futuro para ayudar a su cliente a identificar y aclarar los objetivos, sin embargo en algunos casos vemos que poco a poco vuelven a sus viejos hábitos y comportamientos, y esto puede ser muy frustrante para ambos.

Así que para estos clientes, es importante trabajar con ellos en sus valores y creencias, si quieren hacer cambios duraderos en su comportamiento. El principal problema es que muchos de nosotros nunca hemos pensado en nuestros valores o creencias, fueron escritos en la historia de nuestras vidas hace mucho tiempo, sin que nosotros lo sepamos. Sin embargo, nos dicen qué hacer, qué temer, qué querer y qué odiar.

Esto se debe a que somos como esponjas cuando somos niños y recogemos las muchas creencias limitantes que tienen nuestros padres, maestros u otras figuras de autoridad. Identificar cualquier creencia limitante será el primer paso en un viaje hacia un cambio duradero. Entonces trabajar con ellos para identificar quiénes son y qué piensan, les ayudará a entender el por qué algunas cosas de la vida les molestan y otras no.

Aprender a escuchar lo que su voz interior les dice, desbloqueará muchos de esos guiones o escenarios de vida que se establecieron cuando eran niños y que aún guían sus hábitos y comportamiento, además de cómo piensan, sienten y actúan. 

Pero no todos los escenarios de la vida son negativos

Recuerden, no todas esas voces internas nos están diciendo que no somos lo suficientemente buenos, o que fallaremos si lo intentamos. Podemos desarrollar escenarios de vida positivos que nos ayuden a alcanzar nuestros objetivos de vida, crear respeto por nosotros mismos o por los demás y tener impulsos para a desarrollar nuevas habilidades.

 No se necesita una gran perspicacia para predecir correctamente que dos personas con el mismo origen genético van a llevar vidas muy diferentes, si una adopta una perspectiva positiva y la otra, una negativa.

 El problema es que una vez que aceptamos una creencia como verdadera, haremos todo lo posible para demostrar su veracidad y darle crédito. Cambiar las creencias es un trabajo duro y habrá momentos en los que todos volvamos a caer en viejos hábitos, pero lo importante es detectar cuando esto está sucediendo y tomar medidas. Esto implicará apoyar a sus clientes para que identifiquen, revisen y cambien el guión que han escuchado durante tanto tiempo. 

Cómo usar la repetición para anclar una creencia positiva

 

Desarrollar un mantra o usar la repetición es sólo una forma de cambiar las creencias limitantes que se implantan en nuestras mentes. Debido a que las hemos escuchado tantas veces a lo largo de los años, creemos que son verdaderas. Sin embargo, podemos usar el mismo proceso para conseguir que cualquier nueva creencia positiva reemplace esos escenarios negativos.

 

Para crear un mantra, pídale a su cliente que cambie un escenario negativo por uno positivo, luego escríbalo 100 veces y repítalo en voz alta cada mañana cuando se levante. Haga que lo repita este proceso durante al menos un mes, ya que ayuda a crear nuevas conexiones neuronales. Poco a poco sus palabras modificarán sus pensamientos y aprenderán a creer en el nuevo mantra y a modificar sus hábitos y su comportamiento.

 

Algunos ejemplos de escenarios de vida:

      Negativo = No seré capaz de

      Positivo = Tengo fe en mi capacidad de

      Negativo = No soy bueno en matemáticas

      Positivo = Puedes aprender a ser bueno en matemáticas con un buen profesor

      Negativo = Nunca seré lo suficientemente bueno

      Positivo = Tengo fe en que se me dará una oportunidad justa

 

Repitiendo continuamente que tienen valor y que son una contribución positiva para el mundo, cambiarán su visión de lo que son capaces de lograr y les ayudará a aprender a creerlo. Pero el cambio no sólo puede estar en su cabeza, por lo que también tendrá que ayudarles a tomar medidas positivas.

 

Para trabajar con sus clientes o para usted mismo en las creencias limitantes, descubra en nuestra tienda virtual, el libro electrónico: “Coaching de creencias”.

 

(cc) Utilesdelcoach 2020, artículos libres para copia y distribución sujetos a mención y enlace a la fuente original.

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Deja una respuesta

Selecciona tu moneda
EUREuro