Mirando al pasado y planificando el futuro

A medida que este año se acerca a su fin, muchas de nuestras conversaciones con los clientes reflexionarán sobre los últimos 12 meses para ver si han sido capaces de lograr todas las cosas que se propusieron.

Y, si no es así, tratarán de identificar las cosas que podrían haber hecho que se desviaran del camino o determinar qué se puede hacer de manera diferente en el futuro para garantizar que van a tener éxito cuando planifiquen el año 2022.

Sin embargo, sabemos que la vida ha vuelto a ser bastante impredecible este año y muchos de nosotros simplemente hemos tenido que aceptar que algunas cosas no iban a ser posibles o tenían que ser pospuestas debido a las continuas restricciones.

Entonces, ¿cómo podemos ayudar a nuestros clientes a establecer objetivos realistas, cuando todos no estamos seguros de lo que va a ser posible exactamente?

Lo primero que hay que recordar es que nada en la vida va a ser perfecto ni va a salir del todo bien, aunque hagamos todo lo posible para intentar que las cosas sucedan como esperamos.

La otra clave es ser realistas sobre lo que es posible cuando planificamos, pero intentando no dejar demasiadas cosas en suspenso con la esperanza de que todo vuelva a la normalidad antes de poder hacer verdaderos planes para el futuro.

Reflexionar sobre el pasado para planificar el futuro

Un buen coach puede ayudar a las personas a detectar una oportunidad, establecer objetivos y ver las cosas con detenimiento, para que puedan ampliar su ámbito de posibilidades y desarrollar un nuevo potencial. Es importante que la persona entienda cómo se siente ahora y cómo quiere sentirse (o cree que se sentirá) como resultado de cualquier cambio que esté dispuesta a hacer cuando planifique el futuro.

Cita: 

«Quien no sabe de dónde viene no puede saber a dónde va porque no sabe dónde está. En este sentido, el pasado es la plataforma de lanzamiento hacia el futuro»

Otto Von Bismarck

Siempre que su cliente esté preparado, pídale que haga una pausa en su día para que pueda reflexionar y planificar el futuro. Esto puede ser algo que completen por su cuenta entre las sesiones de coaching o como parte de una sesión en la que les guíe en una revisión de su año y le pida a su cliente que se imagine su yo ideal (estado futuro), y luego lo compare con su yo actual (estado actual).

Puede ser muy útil crear un entorno en el que:

  • Anime – para que la persona salga de su zona de confort y explore nuevos comportamientos
  • Potencie – para permitirle encontrar su propia solución
  • Estimule – su desarrollo personal y profesional

Para ayudarle a guiar a sus clientes a través de una revisión de sus logros de los últimos 12 meses, le presentamos la guía practica “Hacer el balance del año”, disponible en nuestra tienda virtual. También le ayuda a buscar las oportunidades perdidas y le guía a través del importante proceso de planificación y fijación de objetivos para los próximos 12 meses.

Esto puede ser especialmente útil si uno de sus clientes se encuentra en una encrucijada o siente que no ha logrado todo lo que se propuso este año y le gustaría hacer una pausa para poder reflexionar y planificar el futuro.

Y recuerde que, cuando trabaje con un cliente que desee ayuda para planificar, comprometerse o acordar objetivos, puede ser útil que le haga preguntas que ofrezcan algún reto positivo o amistoso.

(cc) Utilesdelcoach 2021, artículos libres para copia y distribución sujetos a mención y enlace a la fuente original.

 

 

Compartir en linkedin
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en email

Deja una respuesta

Selecciona tu moneda
EUREuro