Reanudar sus sesiones de coaching gracias a un seminario a distancia

Seminario a distancia

Creando su primer seminario a distancia

El confinamiento ha acelerado nuestros hábitos en cuanto a la desmaterialización del aprendizaje. Mientras que el blended learning está haciendo un tímido avance, ahora podemos realizar y seguir cursos de formación totalmente a distancia. Y es probable que esto continúe hasta finales de 2020.

El seminario a distancia es una excelente opción de intercambio cuando los participantes no están en el mismo lugar de trabajo. Permite centrarse en cualquier tema y dar un paso atrás e incluso pensar en una cuestión estratégica como la organización, la planificación o la creación de una visión.

¿Qué tipos de seminarios pueden realizarse a distancia?

 

Los seminarios pueden tomar una gran variedad de formas: capacitación, coaching de equipos, codesarrollo, taller de desarrollo personal… Aquí hay 2 ejemplos para tener en cuenta cuando organice sus seminarios:

  1. Seminario corporativo a distancia “off-site”

Los seminarios corporativos “fuera de la empresa” proporcionan más tiempo y espacio para motivar y mantener la cohesión del equipo, o incluso para reflexionar sobre la estrategia de un equipo o de una organización en el marco de un comité de dirección.

A distancia, a lo largo de una sesión de medio día, podrán reflexionar sobre una política o comunicación, organizar un intercambio sobre las prácticas de gestión, elaborar un plan de acción o un feedback sobre las acciones implementadas…

  1. Seminario de desarrollo personal

En grupo o en pareja, el seminario permite reflexionar sobre un tema determinado y en medio día aclarar o resolver una problemática sobre la que nunca se toma el tiempo de hacer un balance o dar un paso atrás. A menudo es difícil encontrar un momento en el que ambos miembros de la pareja puedan estar disponibles. Cuando las parejas tienen la suerte de estar juntas, puede ser una experiencia poderosa para reconectar, revisar y reenfocar la relación.

Cinco consejos para un exitoso seminario a distancia

 
  1. Establecer o co-construir un único objetivo

 Cuando diseñamos seminarios, a menudo queremos hacer todo lo posible para ofrecer el máximo valor añadido y uno de los errores más comunes es establecer demasiados objetivos. Puede hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Qué le gustaría que retengan sus participantes?
  • ¿Con qué aprendizaje quiere que se vayan como mínimo?
  • ¿Qué objetivo podrían alcanzar en medio día?
  • ¿Qué medidas de seguimiento deben tomarse?
  1. Involucrar a sus clientes en el proceso de diseño del seminario

Como coach, es importante que cree con sus clientes. Pregúntese que puede hacer para diseñar parte del seminario con sus clientes.

  • ¿Qué es lo que realmente quieren sus clientes?
  • ¿Cuáles son sus expectativas?
  • ¿En qué momento?
  • ¿Cuáles son los tiempos para la exploración, la construcción, el descanso, los juegos, el ocio?

Para responder a estas preguntas, puede crear una encuesta y enviarla a sus participantes.

Cuando actúe en una empresa, puede trabajar en binomio con una persona interna o con el departamento de RRHH durante todo el proceso, para estar lo más cerca posible de los asuntos de la empresa y asegurar una mejor calidad de servicio. Este enlace interno le proporciona una comprensión de la organización, su cultura y sus prioridades.

  1. Asegurarse de planificar el tiempo adecuado

Tómese el tiempo para planificar descansos porque es durante este tiempo que lo implícito, lo no dicho, las regulaciones… pueden tener lugar. Cuando diseñe el seminario, asegúrese de que todos (clientes, miembros del equipo, usted) tengan claro el objetivo.  En particular, especifiquen lo que realmente se debe lograr en relación con lo que les gustaría hacer porque a menudo los participantes quieren hacer “demasiado”. Y nos empujan a hacer más.

Puede ser útil clasificar los temas en:

– Lo que es esencial

– Lo que sería bueno lograr

– Lo que puede esperar (otro momento u otro seminario).

  1. Proponer varias sesiones cortas en lugar de un seminario largo

Para mantener la misma energía ganada en un seminario y perpetuarla, se puede ofrecer regularidad en seminarios más cortos en lugar de ofrecer sólo uno por año.  Los seminarios en línea ahorran el tiempo, el viaje, el alojamiento y los gastos de dinero asociados con la visita al sitio.

  1. Dar Seguimiento

El “eslabón perdido” en la mayoría de los seminarios es la falta de seguimiento. Al programar varios seminarios espaciados en el tiempo, se permite que los participantes reflexionen y/o intercambien sobre el tema a través de aplicaciones como Slack (por ejemplo), un foro o un grupo privado en Facebook.

También es una excelente manera de hacer un seguimiento de los planes de acción, ya sea ofreciendo puntos de contacto y seguimiento a los participantes, o mediante sesiones de coaching grupal o individual en persona o a distancia. 

Con estos principios en mente, sus próximos seminarios serán de aprendizaje, atractivos y duraderos.  Y esperamos que sus clientes se pregunten “¿Cuándo hacemos un nuevo seminario?

Para ayudarle a comenzar su primer seminario, encontrará en la tienda una nueva guía práctica para crear fácilmente un taller a distancia o presencial: La Rueda de la Vida. 

(cc) Utilesdelcoach 2020, artículos libres para copia y distribución sujetos a mención y enlace a la fuente original.

Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter
Share on email

Deja una respuesta

Selecciona tu moneda
EUREuro